El espejo

Y si el espejo se muestra pálido, y no te encuentras, espera…

Y si tu reflejo, taciturno y tieso, te asusta, perdona…

Y si tu tristeza se impregna en tu reflejo, sobre el espejo, no llores…

Consuélate,

Enjuaga tus manos que no lastiman, empapa tu vientre tibio con besos de su fruto etéreo, abraza el Cielo que habita en tus ojos, olvida…

Que errar el camino y el puente, es humano,

Que es bella la flor que crece en la pampa,

Que es hermosa la espiga que se siente libre.

Que fue un triunfo en tu hoguera, palpar un sueño,

Poder amasarlo, llorarlo,

Tu cuento y tu historia, aún no se ha escrito…

Ya caminaste tormentas, y despertaste

Ya escalaste abismos, sin caer…

Ya arañaste el viento, y abrigado el recuerdo…

Consuélate, que estás sola…

Que es tu oficio, que es tu yugo,

que es tu cuadro, tu retrato, tu reflejo y tu espejo…

Que es tu vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s