No perdones…

Piel canela que galopas,
trotando entre mares ahogados,

que deslizas tus memorias,

Que desciendes,

de tus vellos, bellos, que despiertan,

desciendes.

Piel callada,

férrea, descompuesta,

infestada de adioses sin retorno,

en un diciembre agónico,

en veranos de otoño, sin sol.

Piel trémula,

Plebeya, Cortesana anónima,

que sintetizas el sol,

en  una ventana sin viento,

Piel , sin manos, sin salidas,
De oasis, de montes, en una epidermis que perdona.

Piel de humo sin fuego,

te humillaron en una cruz sin honor,

que tu grito invada los silencios que no existieron,

Y las púas incrustadas en talones sin Estigia,
No perdones.

Removieron fibras que sobrevivieron,

en el lado más oscuro del lamento de tu llanto,

Resucitaron el fantasma nómade,

que escaló 7 años de angustia sin rendirse,

No perdones,

ni el recuerdo,

ni la sombra,

ni la idea que existió,

Imprimieron dolor en hojas de dolor,

No perdones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s